Hacer una cosa a la vez es, en los ojos de mucha gente, la antítesis de la productividad y el progreso.

¿Cuándo fue la última vez que le diste a algo el 100% de tu tiempo y atención?

Muy probablemente haz escuchado más de una vez de el famoso multitasking (Hacer varias cosas a la vez), término que nació en 1965 para describir las capacidades de una computadora para realizar múltiples operaciones. Desde ese entonces el término ha sido empleado para actividades humanas.

Una gran cantidad de personas definen como una cualidad o capacidad profesional el hecho de que puedan hacer varias tareas o actividades simultáneamente. Así mismo, numerosas empresas están constantemente impulsando y promoviendo estas prácticas entre sus empleados, ya que hoy en día se premia el hacer más en menos tiempo.

Lo que muy probablemente no haz escuchado es que el multitasking es mito.

La mayor parte del tiempo nos engañamos a nosotros mismos haciéndonos creer que logramos hacer muchas tareas a la vez, pero la realidad es que nuestro cerebro no se divide si no esta cambiando entre actividades que involucren diferentes áreas del mismo, haciéndolo más estresante y tardado; esto hace más daño que beneficio a la productividad y el rendimiento.

Lo que realmente pasa cuando hacemos multitasking

Se hizo un estudio en el Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (INSERM) en París, dirigida por los neurocientíficos Etienne Koechlin y Sylvain Charron, donde solicitaron a los participantes relacionar letras de una palabra. Después, se les integró una actividad adicional al mismo tiempo que relacionaban la primer tarea, esto mientras se sometían a imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf). Finalmente, se llevo a pedirles que realicen una tercera tarea, en la que muchos, después de un rato, se olvidaron por completo de la primera, y los que no cometían 3 veces más errores que al manejar dos tareas.

Concluyeron que esto tiene mucho que ver con que solamente tenemos dos lóbulos frontales. Pero al mismo tiempo, nada era tan eficiente y satisfactorio para el cerebro como lo era realizar una sola tarea a la vez.

Ilustración que simula la división de actividades dentro de la corteza cerebral cuando es sometida al multitasking. Resultado del estudio dirigido por los neurocientíficos Etienne Koechlin y Sylvain Charron.

El impacto que tiene trabajar así

  • Reduce tu rendimiento y productividad, ya que como el estudio demuestra, estas agotando tu cerebro pasando entre una actividad a otra al mismo tiempo con el que se pierde tiempo al retomar lo que estabas haciendo antes.
  • Reduce tu capacidad de mantenerte concentrado y enfocado. Esto pasa ya que tu cerebro se acostumbra a estar cambiando de tarea en tarea, entonces una pequeña parte de él ya esta pensando en la tarea que viene y las implicaciones que esta tiene, haciéndote pensar y prestarle menos atención a la que estas haciendo en ese momento.
  • Disminuye tu fuerza de voluntad. Al dividir el enfoque en la tarea que estas haciendo en el momento hace que el proceso de toma de decisiones y pensamiento crítico se vuelva mucho más lento, ya que se agota igual que tu cerebro. Lo que hace que empieces a dedicarle menos tiempo a las actividades que te cuestan más trabajo por lo mismo y esto tiene repercusiones negativas en tus emociones.

Aún después de todos los hallazgos que hay, sé que es difícil dejar de sentirte poco productivo o que no estás dando los suficiente de tu tiempo y capacidades si te limitas a hacer una sola cosa a la vez por el decir "si puedo hacer más", "no tengo tiempo para hacer menos de dos cosas a la vez" o simplemente no te habías planteado el poder trabajar o vivir de alguna otra manera.

Tenemos una solución.

Porqué singletasking va a cambiar la manera en la que trabajas y vives

  • "Singletasking" reconstruye tu enfoque y extiende tu capacidad de atención perdida por demasiado multitasking.
  • Es el camino para reducir el estrés tanto en el trabajo como fuera de él. El simple hecho de que toma menos energía y esfuerzo de tu cerebro es algo que tiene muchos efectos positivos, disfrutando la tarea que estás haciendo y regresando también el tiempo perdido al no estar constantemente cambiando entre tareas.
  • Vas a hacer más. Esta práctica no solo te va a ayudar a mejorar la administración de tu tiempo, ya que podrías realmente saber cuanto te toma hacer cada tarea al dedicarle toda tu atención a una a la vez y eliminarás muchas actividades "basura" que te tomaban mucho tiempo.
  • Incrementa tu creatividad. Parece no ser verdad pero al trabajar en este tipo de restricciones mentales se incrementa tu capacidad cerebral, lo que en su tiempo aumenta tu creatividad.
  • Pasar por la incomodidad inicial de estar haciendo una sola tarea a la vez desbloquea el potencial de tu cerebro ya que te obliga a profundizar más y encontrar otros caminos y opciones que de otra manera no hubieras pensado. Cuando nos enfrentamos escasez de recursos (como el tiempo y la atención), nos damos a nosotros mismos "la libertad de usar los recursos de alguna manera menos convencional, porque tienes que hacerlo".

Cómo entrenarte para empezar

  • Maneja sin escuchar música.
  • Come sin tu celular (volteado en la mesa no cuenta).
  • No lleves tu celular a las juntas.
  • Hacer una lista de prioridades para el día, no empezar la actividad dos hasta terminar la uno.
  • Dividir un proyecto grande en pequeñas tareas.
  • Que lo único que esté en tu lugar de trabajo sea lo necesario para trabajar.

Si te entrenas en singletasking y lo haces un hábito en tu vida, comenzarás a lograr tus metas mucho más rápido, lo que te dará una gran satisfacción.